El camino hacia un mundo mejor es la educación con sentido

Así es mi decálogo educativo, los diez pilares que deben guiar a la educación para construir una sociedad próspera y más humana.

La educación que quiero es…


Mi visión de la educación

Educación humanista

Una educación humana y humanista, centrada realmente en la PERSONA y en su desarrollo integral como individuo, como ciudadano y como profesional.

Educación en creatividad

Una educación que parta de la creatividad, el pensamiento crítico, la comunicación y la colaboración para aprender a afrontar los cambios de un futuro incierto, complejo y cambiante.

Educación transversal

Un modelo educativo transversal y transdisciplinar que prepare a los jóvenes para entender y para poder afrontar los complejos problemas que tiene el mundo del siglo XXI.

Educación participativa

Una educación en la que aprendices, docentes, equipos directivos y familias se impliquen en la construcción participativa, democrática y armónica de la comunidad escolar.

Proyectos en los que trabajo

Mi blog: cómo transformar la educación

Escribo en mi blog sobre aprendizaje y emociones, organización educativa, evaluación, proyectos que inspiran, innovación educativa, educación, entorno y sociedad...

Mis últimos artículos

Educación en la España vaciada

Detrás de la agonía del mundo rural español hay muchos factores interrelacionados, complejos de analizar. En este post reflexionamos sobre el papel que puede tener el cierre de las escuelas rurales en la progresiva pérdida de habitantes de la “España vaciada”, centrándonos en el caso que conocemos más de cerca: el de Castilla y León.

Conociendo un poco más UWC España

El pasado miércoles 17 de julio tuvimos ocasión de visitar las oficinas de UWC España para entrevistar a la directora de la Fundación, Berta Fraguas, y la responsable de comunicación, Cristina Santamaría. Este es un resumen de la entrevista.

Los desafíos de la educación

No estamos en una época de cambios, sino en un cambio de época. El nuevo contexto definido por la globalización nos obliga a reconceptualizar el papel que la educación tiene para preparar a los ciudadanos del siglo XXI en la resolución de los complejos problemas a los que nos enfrentamos.